domingo, 31 de mayo de 2009

para Doja

.
son tiempos de pocas palabras estos en los que las nuevas etapas no llegan, los proyectos no se cristalizan, las ilusiones no se templan.
Y pensar que con un par de palabras bien dadas se acertaría mejor el camino...
.

lunes, 25 de mayo de 2009

herramientas de uso libre para no ser

.
replegada, encerrada, escondida, contenida, oculta, atada, disimulada, reprimida, acovachada, tapada, sumergida, transparente, tapiada, inodora, callada, aislada, cercada, acuartelada, embuchada, ignorada, inmune, ausente. Única, sola.
.

lunes, 18 de mayo de 2009

simplemente

.
Desde lo profundo de mi adolescencia, desde la parte optimista de mis amores tormentosos, desde la militancia por la vida, desde el amor en medio del infierno, desde la esperanza de justicia y dignidad resistiendo en el miedo, desde la valentía (sí, la valentía) del amor, desde la táctica y la estrategia, desde este sur tan existente, a pesar de la asquerosa y brutal puntualidad de la muerte y porque seguiremos cantando, siempre; gracias don Mario, muchas gracias!

A Mario Benedetti, el primero y más tierno de mis fanatismos poéticos


.

sábado, 16 de mayo de 2009

Elvio Romero - Por qué

Por qué no habremos de querer nosotros
lo que nunca quisimos; por ejemplo, una casa
sobre el remanso de un río,
con camalotes en sus costados,
con sus ventanas en regocijo.

Por qué no habremos de escuchar nosotros
lo que la noche escucha; por ejemplo, una sombra
que nos sirva de abrigo,
que allí muera misteriosamente
asumiendo el color de sus dominios.

Por qué no habremos de pisar nosotros
lo que jamás pisamos; por ejemplo, un sendero
con olorosos racimos,
con una hoguera que allí se encienda,
con grandes lluvias que nunca vimos.

Por qué no habremos de sonar nosotros
con un eco que suene; por ejemplo, un murmullo
que tiemble en el sonido,
el que responda a las preguntas
que junto al fuego recogimos.

Y por qué no buscar siempre
lo que es parada en un camino,
lo que hay de otoño en un verano,
lo que hay de ardiente en lo más frío,
lo que es sonrojo en unos labios,
lo que es Recuerdo en el Olvido,
lo que es pregunta en la respuesta,
lo que es jadeo en un suspiro,
lo que es vital de esa alegría,
de esa tristeza en que vivimos.

Elvio Romero, poeta paraguayo (1926-2004)
http://www.sololiteratura.com/elvio/elviopoemas.htm
.

sueños

.
¿si no estás, porqué venis de noche para devolverme sola a estas mañanas frías?
.

domingo, 10 de mayo de 2009

ganas de

.
Yo, la verdad, tenía ganas de charla.
De esas charlas casi develadoras, de esas que una aprovecha para contar un poco como cree que es una (a los otros, que si ya no lo saben es porque tal vez no les importa y con lo que hay estará bien), de esas en que el mundo se concentra en una mesa y lo demás es lo de mas.
Ganas de charlar de muchas arbitrariedades para que, como al descuido, vayan corporizándose esas cosas que están rondando, aleteando en la cabeza, sin forma todavía pero con ganas.
Así nos fuimos a un chino, para dejar que entre el pollo con almendras y el chaw mien con verduras se fueran colando historias que dan forma y no conforman.
La valentía de hacer lo que uno quiere hacer.
La cobardía de ni siquiera intentarlo porque si las cosas van mal con este placebo al que estamos encadenados no importa demasiado. Pero si se pierde, si se aleja, si no llega lo que realmente importa, el dolor sería insoportable. Y no somos vírgenes: sabemos del dolor insoportable que supimos soportar. Y sabemos que solos no podemos.

Por algún extraño efecto colateral me voy estancando en lo que no esperé ser. Y no es por lo que tengo, sino por lo que me estoy empezando a acostumbrar a no tener.


Descubrimiento

Creo en el gran descubrimiento.
Creo en el hombre que hará el descubrimiento.
Creo en el terror del hombre que hará el descubrimiento.
Creo en la palidez de su rostro,
la náusea, el sudor frío en su labio.

Creo en la quema de las notas,
quema hasta las cenizas,
quema hasta la última.

Creo en la dispersión de los números,
su dispersión sin remordimiento.

Creo en la rapidez del hombre,
la precisión de sus movimientos,
su libre albedrío irreprimido.

Creo en la destrucción de las tablillas,
el vertido de los líquidos,
la extinción del rayo.

Afirmo que todo funcionará
y que no será demasiado tarde,
y que las cosas se develarán en ausencia de testigos.
Nadie lo averiguará, no me cabe duda,
ni esposa ni muralla,
ni siquiera un pájaro, porque bien puede cantar.

Creo en la mano detenida,
creo en la carrera arruinada,
creo en la labor perdida de muchos años.
Creo en el secreto llevado a la tumba.

Para mí estas palabras se remontan por encima de las reglas.
No buscan apoyo en ejemplos de ninguna clase.
Mi fe es fuerte, ciega y sin ningún fundamento.

De "Fin y principio", 1993. Wislawa Szymborska. (Versión de Gerardo Beltrán)
.

sábado, 9 de mayo de 2009

quisiera decirles

solamente quisiera decirles:
háblenme de las amapolas que necesito tanto rojo hoy...

.

viernes, 8 de mayo de 2009

Color Pastel empieza el año!

.
Este año será cuando?
Tenemos muchos proyectos en marcha, todos inclaudicables, así que para ir entrando en calor, Ger y Lau nos armaron esta primera actividad del año. Como siempre, ahí estaremos...


.

lunes, 4 de mayo de 2009

otoño en ejecución

.
hay que buscar una calle no muy ancha, de esas con árboles que llegan hasta el sexto o séptimo piso y que se juntan en el medio como haciendo un túnel con el asfalto, allá abajo, a unos 20 metros.
hay que buscar unos árboles que estén amarillando, no del todo, no, pero que amarillen y que no sean de esos bajitos con hojas siempre verdes. Evitar especialmente los sauces, esos que están como llorando o acariciando o las dos cosas, siempre.
hay que pararse a un metro más o menos de la vereda, en un lugar seguro, como para que los autos pasen y se olviden de nosotros.
Parados asi, como descolocados, levantar el mentón unos 45 grados y acostumbrarse a que esa es la perspectiva.
Es ahi cuando pasa:
en el momento en que las hojas se sueltan del árbol, varias a la vez, casi nunca solas, volviéndose más secas a cada milímitro, confundiendose con gotas o plumas; ahi cuando uno se abandona a ellas como ellas se abandonan en el viento, flotando, en sus amarillos, sus ocres, y en nuestros ojos, que miran, fijos, como el otoño se ejecuta entre silencios, entre susurros, entredormido.

Advertencia: no mirar cuando las hojas se estampan contra el suelo, es algo asi como ver esas sonrisas que se ahorran, esos trabajos que no llegan, esos viajes que no se empiezan...
.

viernes, 1 de mayo de 2009

Frío

.
- Voy a extrañarte -dijo con frialdad. E inmediatamente lo convirtió en un extraño más dentro de ese último vagón a Siberia.
.