lunes, 19 de diciembre de 2016

He said…
Ella sabe cantar… él toca el piano… sus fotos son… pasmosas… a él lo ves dibujar, su mirada fija, en el objeto, en el papel, siguiendo una lógica… Ella toma cada una de las piezas y las presenta, las aleja, las vuelve a juntar…

Todos ellos tienen ese mandato interior que les dicta cuándo, cómo, dónde…

Su lenguaje propio, su orden propio, su constelación propia…

Los ves, a ellos, a cada uno de ellos, abandonar el mundo conocido y difuminarse en otro del que solo podemos observar las consecuencias…

She broke…

La realidad está moldeada por palabras, el viaje en taxi está moldeado por palabras, la compra en el supermercado está moldeada por palabras, la relación con esos otros está moldeada por palabras…

Usar palabras para abandonar el infinito esculpido por palabras no es tarea para muchos.

Hay que apostar el doble, hay que quebrar el doble, hay que saber no decir el doble.

Será que saber que no estás, que no están, me deja sin palabras para sobrevivir a la palabra.

Será eso, o tal vez, será que no…