jueves, 28 de julio de 2016

En París es primavera

-          ¿Nos vienen a buscar? –pregunta Alicia con cierto desdén. La oscurecen brumas de odio hacia la isla todavía.
-          No. No funciona así –responde Joan mientras sigue por la pequeña ventana el carretear del avión por la pista. La frase saca del letargo a su prima.
-          ¿Y cómo funciona entonces?
-          Llegaremos cerca de las siete… Los encontraremos en el bar.
-          ¿Qué bar?
-          EL bar
-          ¿Su bar? ¿Tienen un bar? –llega a preguntar ella mientras Joan recoge las pequeñas valijas de encima del asiento. Parece que no pueden mantenerse lejos de los bares.
-          No, no tienen un bar. Pero a las siete de la tarde no están en su casa. Están en un bar.
-          ¿Y cómo vamos a saber en qué bar?
Joan deja de contorsionarse en su intento por acomodar valijas, abrigo, IPod y la bolsa de bebidas del Free Shop, solo para mirarla fijo y sonriendo decir: “Everything´s fine now[1]
-          Bueno –responde ella aliviada. Aprendió a creer en él cuando dice que todo o algo va a salir bien- Mientras no terminemos durmiendo debajo de un puente…
-          No sería la primera vez
-          ¡Joan!
-          No siempre fui rico, recuerda… conozco un par de ellos bien bonitos y acogedores
-          ¡Joan!
Solo recibe otra sonrisa como respuesta mientras que por fin comienza a moverse la fila para dejar el avión.
-          De todas maneras, recuerda dear que París no es para quedarse en casa, eh? - Y agrega – Tranquila, aquí nadie va a andar con chismes el día después…




[1] Trad. del inglés: Todo está bien ahora