miércoles, 29 de abril de 2009

anoticiate

.
bueno, seré desconfiada, paranoica, diría mi hermana la psicoanalista, pero me pregunto: ¿con tantísima gente que somos, 150 muertos probables por la gripe porcina es una pandemia? ¿cuánta gente se muere al año en accidentes de coche? ¿cuánta de sobredosis? ¿cuántas de males endémicos como el mal de chagas o el exceso de sobrasada? ¿cuánta de pena?
Otra vez me parece que nos quieren asustar; pareciera que intentan que nos acostumbremos a saber que EL MAL, así, el mal último, el terrible terrible, está por llegar.

Esta monotonía tonta de andar sufriendo la previa de la muerte me tiene podrida.

a ver Camus, sosegame...

"Pero a fuerza de esperar se acaba por no esperar nada, y nuestra ciudad entera llegó a vivir sin porvenir."*

"- ¿Cómo es ella? -le preguntó la vieja sonriendo.
- Encantadora.
- ¿Bonita?
- Yo creo que sí.
- ¡Ah! -dijo ella- es por eso.
- ¿No cree usted en dios? -dijo la vieja, que iba a misa todas las mañanas.
Él reconoció que no, y la vieja repitió que era por eso.
- Tiene usted razón, debe reunirse con ella. Si no, ¿qué le quedaría a usted?"*

* La peste, Albert Camus. Muy ad hoc

Nuestra ella es la literatura
.

domingo, 26 de abril de 2009

mirá lo que vamos a hacer hoy

.
mirá, vamos a hacer esto: vamos a dejar de dar vueltas, vamos a dejar de sentirnos mal por los rincones, por lo bajo, con discreción y nos vamos a poner rojos de ira en público.
Vamos a pedirle a los descarados que no nos tomen por tarados, que no lo somos y que ya está bien.
Vamos a sentarnos, con la misma cara de piedra con que suelen hablarnos pero con la contundencia que nos da el estar amparados por lo que es justo y vamos a decirles basta.
Vamos a decirles no. NO, hasta acá llegamos.
Este cinismo comételo vos y que te explote en la panza.

Vamos a hacer esto y después, vamos a esperar a que se pase el shock adernalínico de la valentía y vamos a salir a la calle, igual de pobres, igual de vulnerables, pero ya no mansos, ya no.
.

sábado, 25 de abril de 2009

Marce, sigo haciendo reír

(mala foto de la lectura "Sobre gustos...")


Leía el texto sobre mis gustos y en él no mencionaba como me gusta reír con amigos, pero bueno, mejor que decir es hacer, mejor que hacer es realizar...
Esta foto me hizo recordar, Marce, nuestras desopilantes tardes en la guardia de Can Misses.
Qué desubicadas para la alegría siempre nosotras!

.

lunes, 20 de abril de 2009

Sobre gustos - 2009

.
El sábado nos juntamos en la Barraca Vorticista para hacer una lectura-performance colectiva de los textos reunidos en el libro objeto "Sobre gustos..."
Cada uno organizó su lectura como quiso y, por azar (sacando nombre de un tarro), fuimos leyendo, contando en público, lo que nos gusta, lo que no, lo que nos gustaría y lo que alguna vez nos gustó.
Era, además, la primera lectura de Laura, la primera mia en Buenos Aires con textos propios y la primera que compartíamos Germán, Lau, Alejandra, Norberto y yo.
La verdad, no tenía muchas expectativas: suelo aburrirme en las lecturas formales, esas donde se suceden los movimientos de subir-leer-bajar del escenario.
Pero no, fue maravilloso.
Nos sentamos en un círculo de sillas con una mesa chiquita en medio y la gente alrededor. Y salvo cuatro de nosotros (los más tímidos), el resto llevo diferentes elementos para incorporar a la lectura. Nosotros y el público nos la pasamos genial. Fue tan suelto, tan bello, tan cálido.

Gracias, muchas gracias Ale y Norberto por invitarme a participar !!!

Estoy cada vez más segura que compartir el arte es lo más hermoso que nos sucede, tanto si somos los artistas como si somos el público.

Gracias, otra vez, gracias.
.

sábado, 18 de abril de 2009

atados

.
Esta muy-de-mañana escuchaba en la radio como la historia del último emblema de "la inseguridad", un padre de familia acribillado a balazos por un pibe chorro de catorce años, cambió bruscamente de óptica.
El hombre es una víctima (de verdad y para siempre está muerto) pero en realidad fue él el que disparó primero, contra un pibe de catorce años, pasado de vaya a saber cuántas cosas, que le intentaba robar el auto donde estaba su hijo. El padre de familia, sacado tanto o más que el adolescente por el miedo y el fogoneo de "la realidad" que grita la tele, disparó contra el pibe y contra su coche poniendo en peligro a su hijo. El delincuentito respondió y le bajó el cargador entero.
Sí, un desastre, una tragedia.
Hay un hombre muerto, hay un adolescente que selló su futuro negro y están todos los familiares del difunto que no saben qué hacer con el dolor.
Un desastre.
Pero así, medio dormida, se me impuso la imagen de esa vieja costumbre de mantener atado a un perro en el patio, zurrándolo, para que "sea malo", para que sea guardián y defienda la casa.
Un pobre bicho, al que día tras día se lo ceba con odio, impotencia, ira, para que una hipotética noche, destroce a aquel hipotético hombre que entre a nuestro sagrado recinto a, hipotéticamente, sacarnos "lo nuestro".
Vieja costumbre que duró hasta que alguna mente serena se dio cuenta de que educando al perro como un miembro de la familia (sin exagerar, claro) el animal defiende igual y además acomapaña, juega, da cariño. Con firmeza cuando hace falta y no cegado siempre por la ira .

Así andamos, atados en algún patio, acosados por palos como "inseguridad", "dengue", "despidos", "crisis", esperando que nos suelten para sacarnos, contra lo primero que se nos cruce, esta furia de encima.

¿Para saltarle a qué yugular nos están preparando?
¿A quién quieren que destrocemos sin recordad nuestra condición humana?

Tal vez si no aceptáramos tan mansamente la condición de perros, pero me parece que no todos estamos dispuestos. Una pena, por los que vayan/vayamos perdiendo por el camino, digo. Una pena.



.

miércoles, 15 de abril de 2009

o si

.
Eras vos. Era tu espalda, tu pelo, tu manera tan alegre de caminar. Eras vos, pero no, porque hay mucho tiempo de distancia.
Eras vos, y yo, desde el colectivo, viendote ir, con ese andar y ese pelo y ese perfil que casi te vi, pero no, solo una oreja. Y yo, con ese palpitar, con esa inspiración profunda, con esa necesidad de tomar más aire y ese calor en las sienes que me dabas, que me daba verte, ir o venir, alejarte, de mi, de todo.
Eras vos, como cuando eramos, pero no, no eras, no eramos, dos, ya no, no, no...
.

sábado, 11 de abril de 2009

lo dicen, lo piden los cuerpos

.
solamente toleramos el horror porque sabemos que podremos, alguien siempre prodrá, bailar llenos de vida sobre sus sombras.

http://www.revistaquilombo.com.ar/revistas/46/q46.htm
.

miércoles, 8 de abril de 2009

cabos sueltos

.
tendría que escribir sobre ese algo que me ronda por la cabeza pero no puedo porque estoy cansada y culposa (tengo pila de cosas para leer y corregir), porque estoy enojada por tener que ir mañana a trabajar, porque todo me parece que huele a banal por estos días, porque las historias están ahi deambulando pero no quieren tomar forma, porque cuando decido dejar de aburrirme tan profundamente, siempre hay alguien que tiene ganas de auditarme las quimeras.
Mejor no escribo nada y me voy a buscar inspiraciones por ahí, entre lo viejo y lo nuevo, siguiendo pistas que no me lleven a ningún lado, especialmente, que no me lleven a mi enojo o a mi culpa o a mí, que esta semana estoy perdida.
.

sábado, 4 de abril de 2009

otra vez alegre, que se yo...

.
Un día voy a tener que aprender a escribir la felicidad para no tener que recurrir siempre al mismo poema, de Juan Gelman, claro, por supuesto que si.

Hoy que estoy tan alegre, que me dicen,
me miro el pecho y rio, miro me
la estatura, el reloj, la camisa,
me miro a carcajadas, vea usted,
este asunto comienza en mi esqueleto
(perdón por la palabra) estoy alegre
compañero, le digo, cuello arriba
y cuello abajo río, qué es no se,
me levanté tan simple como siempre
y tan juan como suelo entré a la calle,
salud, ciudad, le dije, acaricié
la mañana de paso, fui hasta el hombre
más triste y le di un sueño,
compañero
qué me pasa, me río y qué es no sé,
tengo un tumulto de violines vivos,
me nace un pájaro en la boca,
¡al tren!
¿quién se ha muerto? ¡mentira!
los marinos
se enamoraron de una estrella
¿y que?
Salud, ciudad, le dije, compañero,
y en una esquina el aire le besé
como un loco, me miran los zaguanes,
las ventanas, un árbol, qué es no sé,
me sacudo el recuerdo, los pañuelos,
las caricias de anoche, busco en
mis ojazos de pibe entre cuadernos,
violetas tiernas y una madre y qué
me pasa, estoy alegre, río, corro,
me cantan los zapatos,
los zapatos,
ciudad, ciudad, hoy te amo como nunca,
hoy no te hiero, apenas hoy si te
toco, apenas si rozo tu armadura
de asfalto y piedra y barro y hombres de
cojón y viento, apenas si te digo
mañanero, salud.
Y me detengo.
Me río.
Estoy alegre.
Y qué es no sé.
.

viernes, 3 de abril de 2009

Imágenes textuales - Norberto José Martínez


Expo de mi amigo (y ahora editor!) Norberto Martínez.
Todos invitados para la inauguración de hoy a las 19hs.
Termina el 25 de abril
El sábado 18, esa "Perfo-lectura colectiva"
nos incluye a Laura Mazzini, Germán Weissi y a mí.
Por ahora, de nuestra parte, no están previstas performances de ningún tipo
pero nunca se sabe...
.

jueves, 2 de abril de 2009

repetir no es insistir

.
Lo espero apoyada en la pared de la costanera, frente a ese río tan marrón como inmenso como mío. El avión se retrasó una hora y no voy a volver a casa para volver a volver a esperarlo. Él viene y vuelve, esta tarde, de esta primera vez fuera de mí desde que estamos juntos.
...
No me gusta el enorme espacio de espera de los aeropuertos, salvo que la que se este yendo sea yo o que los que espero estén a dos segundos de un abrazo. No me gusta esperar porque esperé demasiado dejar de esperar algún día. Por eso crucé la avenida y me vine a pasar el rato mirando el río vivo.
...
Miro sin pensar en cosas más concretas que en horizonte marrón, barco a lo lejos, sol susurrando en la piel, y caigo en la cuenta de que muchos miedos y amores nacieron para mí en ese lugar.
Una noche, pequeña e inquieta, me trepé a esa pared para mirar el río. Una negrura desde la que apuntaban pilotes de madera rancia me dicta un miedo al agua cuando no tiene a la luz para quitarle el misterio.
Desde esa pared o aferrada a las rejas de la vereda de enfrente, aprendí el fragor de las partidas y las llegadas y el estruendo que provocan en unos oídos ansiosos de más y más.
A ese lugar fuimos la vez que necesitamos un lugar tranquilo para conocer el cuerpo del otro con unos dedos incansables, con unos labios acalorados.
...
El aire está asombrosamente limpio. Trae un rugido desde lejos y a vos en sus entrañas.
Celebremos.
.

miércoles, 1 de abril de 2009

.
¿porqué se mueren antes los peores de los buenos que los mejores de los malos?

Caronte corropido por el telediario de la noche...
.